• Reza y ayuda a las Vocaciones


    22 de abril- Jornada Vocaciones Nativas y Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones
  • Llamada, respuesta y Misión


    Presentación Jornada de Vocaciones Nativas y Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones
  • Mensaje del Papa Vocaciones


    "Escuchar, discenir, vivir la llamada del Señor"
  • ¿Qué es Vocaciones Nativas?


    Una jornada de oración y ayuda a las vocaciones en los Territorios de Misión
  • ¿A quién ayuda Vocaciones Nativas?


    A 75.000 seminaristas y 6.500 novicios/as y 2000 formadores en los territorios de misión
  • ¿Cómo colaborar?


    Con un donativo o con una beca misionera para las Vocaciones de los Territorios de Misión
  • Oración Vocacional


    Recursos de oración para la oración diaria en colegios e institutos

22/3/17

Nos despedimos de la misionera navarra Sor Florencia Landa Sanz

SOR FLORENCIA LANDA SANZ
SIERVA DE MARIA MINISTRAS DE LOS ENFERMOS
LA HABANA, CUBA

Falleció nuestra misionera navarra Sor Florencia Landa Sanz en la madrugada del día 8 de marzo Habana, Cuba, a los 93 años de edad y después de 77 años en la congregación, coincidiendo con la conmemoración de los 142 años de la fundación de las Siervas de María en Cuba.

Esta misionera navarrica nació en Esparza de Salazar el 17 de octubre de 1923.  A sus 20 años es enviada como misionera a la provincia de Antillas, a la casa de La Habana, donde ha permanecido toda su vida religiosa.

En diciembre pasado celebro sus 75 años de vida consagrada y a su fiesta se unieron las personas que frecuentan la capilla, Hijos Laicos, amigos que hoy residen en Estados Unidos, Hermanas de las demás la y una sobrina con su esposo que viajaron desde España.

El capellan, Padre Oscar Herrera, SJ en su homilía recalcó algunas virtudes de Sor Florencia, a quien conoció: “Siempre me llamó la atención, en relación a su servicio, la amabilidad en su trato a todas las personas, si buen carácter, la alegría y su sonrisa, y el buen oído con el que suplía en gran medida la escasez de vista y su memoria prodigiosa…”

Desde Pamplona nos despedimos dando gracias por la vida de Florencia Landa, todo un ejemplo de lo que son los misioneros allá dónde Dios ha querido manifestar su amor y buen hacer.