• Mensaje del Papa para la Cuaresma


    La Palabra es un don. El otro es un don
  • JÓVENES Y MISIÓN


    Joven, la misión te necesita
  • ENCUENTRO MISIONERO DE JÓVENES 2017


    21-23 de abril en Escorial, Madrid
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de experiencias misioneras de verano para jóvenes
  • Curso de Verano de Misionología


    Para la formación misionera de agentes de pastoral
  • ¿CÓMO COLABORAR CON OMP?


    Durante todo el año puedes colaborar con Obras Misionales Pontificias

26/4/17

Jornada de Vocaciones Nativas y Oración por las vocaciones


Presentación de la JORNADA DE VOCACIONES NATIVAS y JORNADA MUNDIAL DE ORACIÓN POR LAS VOCACIONES.

7 de mayo de 2017



El cuarto domingo de Pascua es el día dedicado a la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones. Desde hace 54 años, en este domingo “del Buen Pastor” la Iglesia pide con confianza filial al Dueño de la mies que envíe nuevos obreros para anunciar el Evangelio y ser instrumentos de salvación, y le da gracias por las vocaciones que suscita entre los jóvenes. En España, a esta convocatoria se suma la Jornada misionera de Vocaciones Nativas, de la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol, que añade a aquella petición el compromiso por las vocaciones en los países de misión. 

Para la preparación de esta gran Jornada vocacional, trabajan conjuntamente tres organismos eclesiales: la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades, encargada de ayudar a las diócesis en la pastoral vocacional; el Área de Pastoral Juvenil Vocacional de CONFER, que colabora con las instituciones religiosas en su empeño por suscitar y acompañar las vocaciones a la vida consagrada; y las Obras Misionales Pontificias, que se ocupan de cooperar con las Iglesias locales de los territorios de misión en el sostenimiento de sus vocaciones a la vida sacerdotal y religiosa.

Al servicio de la Iglesia universal

Lo que da unidad y consistencia a la celebración conjunta de estas dos Jornadas es el carácter universal de cualquier vocación. Una llamada al servicio de la Iglesia no puede circunscribirse a unos límites geográficos e institucionales: cualquier vocación es, por esencia, una invitación a servir a la Iglesia donde ella necesita ser servida. Y es que, en el origen de una vocación, está la acción del Espíritu Santo; no se trata de una iniciativa particular. “Empujados por el Espíritu...”, comienza titulando Francisco su Mensaje para esta ocasión. Es el Espíritu de Dios quien llama y envía personas al servicio del Evangelio en el mundo. Que esta llamada no es un añadido a la fe y a la vida del cristiano, sino que está en su misma entraña, lo ratifica el hecho de que en todas partes están aflorando llamadas de muchos jóvenes a la vida consagrada y al sacerdocio.

Ahora bien: cada llamada vocacional que suscita el Espíritu solo puede ser identificada si hay una correspondencia en la disponibilidad de la persona para contestar: “¡Aquí estoy, envíame!”. Respuesta generosa y de entrega, que también ha de resonar en las instituciones eclesiales que asumen la responsabilidad de enviar estas vocaciones a otros lugares distintos de sus propias demarcaciones. La disposición generosa de los llamados no puede quedar truncada ni empequeñecida por el planteamiento egoísta de atender únicamente los propios ámbitos. Es tiempo para la audacia y el coraje que abren las puertas y empujan a quienes han dicho “sí” a que “vayan, sin miedo, para servir”, como alentaba el Papa en la JMJ de Río.

Ponerse en camino

El Espíritu, a través de Francisco, está invitando a quienes han recibido la vocación y a dichas instituciones eclesiales a ponerse en camino y salir al encuentro de los otros que están en las periferias geográficas y existenciales. Su llamada ha sido para ser enviados a anunciar que Jesús ha resucitado, más allá de las propias fronteras. Él, el Resucitado, camina a su lado y les da la fuerza y la alegría necesarias, dice con claridad el Santo Padre en su Mensaje. Cada vocación a la vida consagrada o al sacerdocio ha vivido la experiencia de un encuentro personal, que va calando en su corazón y que ha configurado su identidad. Es la vitalidad de la semilla que paulatinamente va desarrollándose en el interior de cada persona.

Vemos todo esto con claridad en la vocación de los misioneros, que no se guardan para sí ni para su entorno la Palabra y la salvación que han recibido. Gracias a su labor y generosidad, muchos seminarios y noviciados de los territorios de misión están hoy llenos de jóvenes que, una vez barruntado el amor, han abierto su alma a la llamada. Ayudar a estas vocaciones es una de las finalidades de la Jornada de Vocaciones Nativas.

El compromiso vocacional que anima esta doble Jornada es tarea común de toda la Iglesia: afecta a los pastores y responsables eclesiales; también, a las comunidades cristianas; pero, sobre todo, este compromiso vocacional está en cada cristiano. A cada uno de nosotros se nos pide oración, cercanía e incluso cooperación económica para ayudar en la formación de aquellos que son llamados al sacerdocio o a una especial consagración. El Pueblo de Dios ha de tener conciencia clara de que la Iglesia necesita de hombres y mujeres que entregan con radicalidad su vida al servicio de la misión.Y cuando una vocación aparece, la respuesta ha de ser de gratitud al Señor y compromiso para que aquella no se pierda por falta de recursos humanos, espirituales o materiales.

10/4/17

Más de 300 personas mostraron su solidaridad con Perú y Colombia


El pasado 8 de abril, sábado, se celebró en Pamplona la Marcha por Perú y Colombia, con el lema: “La esperanza de la fe en medio de la tragedia”, organizado por la Delegación de Migraciones y de Misiones de la Diócesis de Pamplona y Tudela, la Hermandad del “Señor de los Milagros” y otros colectivos de Perú y Colombia. El acto comenzó en la Plaza del Castillo con la lectura de un manifiesto que recordaba la dramática situación que se vive en Colombia y Perú para llamar a la solidaridad con los damnificados por las inundaciones a través de CARITAS. Entre otras personalidades se encontraban en la Plaza la Vicecónsul adscrita del Perú en Bilbao, Lorena Campos y el Delegado de Migraciones y de Misiones de Navarra, José Mª Aícua.

La plaza, bajo un sol primaveral, se llenó de color con danzas peruanas y colombianas, que representaron a los más de 3600 peruanos y 6300 colombianos en Navarra. Acto seguido comenzó la marcha por el centro de Pamplona encabezada por el “Señor de los Milagros” y el coro de niños de la Hermandad, que culminó en la iglesia de la Milagrosa de los P.P. Paúles, dónde se celebró una misa que fue, al mismo tiempo, homenaje a los 82 misioneros navarros en Perú y 29 en Colombia. 

La celebración, a la que acudieron más de 300 personas, fue presidida por D. Juan José Larrañeta, obispo navarro emérito de Perú, de la Orden de Predicadores (Dominicos), y
animada por el Delegado de Migraciones y Misiones de Navarra. La Rondalla de Ecuador y el organista de la iglesia de la Milagrosa se encargaron de la animación musical.
La celebración culminó con un homenaje a los misioneros navarros actualmente en Perú y Colombia.

Más imágenes del encuentro









3/4/17

Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y Vocaciones Nativas 2017



El próximo domingo 7 de mayo celebramos la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y Vocaciones Nativas, bajo el lema: "Empujados por el Espíritu: ¡Aquí estoy, envíame"


El cuarto domingo de Pascua es el día dedicado a la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones . Desde hace 54 años, en este domingo “del Buen Pastor” la Iglesia pide con confianza filial al Dueño de la mies que envíe nuevos obreros para anunciar el Evangelio y ser instrumentos de salvación, y le da gracias por las vocaciones que suscita entre los jóvenes. En España, a esta convocatoria se suma la Jornada misionera de Vocaciones Nativas, de la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol, que añade a aquella petición el compromiso por las vocaciones en los países de misión.

Lema de la Jornada

“EMPUJADOS POR EL ESPÍRITU...” Así titula el papa Francisco su Mensaje para la 54 Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones. Es el Espíritu el que mueve los corazones para ir a evangelizar. La dimensión misionera nace de la entraña de la fe. Es Dios mismo quien llama y envía. La vocación no es algo añadido: es fruto del amor de Dios que llama.

“AQUÍ ESTOY, ENVÍAME” La llamada a una vida de especial consagración o al sacerdocio implica una respuesta de docilidad y confianza. Es el compromiso para dejar a un lado la tranquilidad de una existencia más o menos acomodada, y salir al encuentro del otro para llevarle a Dios.

Objetivos de la Jornada
  • Orar al Dueño de la mies para que siga enviando muchos obreros a su Iglesia.
  • Fomentar entre los jóvenes algunas disposiciones personales y grupales para que puedan escuchar la llamada de Dios y responder sin dilaciones.
  • Promover entre los fieles una eficaz colaboración con la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol, que atiende las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada en los territorios de misión.
  • Obtener fondos y ayudas económicas para el sostenimiento y la formación de estas vocaciones, a través de la financiación de “becas de estudio” y de “estipendios de misa” para formadores y profesores.

 Materiales de la Jornada


28/3/17

Marcha solidaria por Perú

“La esperanza en medio de la tragedia”


62.000 damnificados por las inundaciones
11 de 25 ciudades en estado de emergencia
82 misioneros navarros actualmente en Perú

El próximo sábado, 8 de abril, a las 18:30h. tendrá lugar una procesión en el centro de Pamplona, desde la Plaza del Castillo hasta la Iglesia de La Milagrosa, que terminará con una Eucaristía  a las 19:30h. en La Milagrosa (PP.Paúles).

Al inicio de la procesión se leerá un manifiesto sobre la situación en Perú con la intención de concienciarnos sobre la situación dramática por las inundaciones, ya conocida desde los medios de comunicación, e invitar a colaborar mediante Cáritas Diocesana a través de la cuenta:

Caritas Perú
ES53 2100 9485 8022 0004 9388


Si quieres promover la marcha descárgate el cartel AQUÍ  y compártelo

12 de mayo  JAVIERADA ESCOLAR 2017


CONOCE UNA JAVIERADA ESCOLAR




22/3/17

Nos despedimos de la misionera navarra Sor Florencia Landa Sanz

SOR FLORENCIA LANDA SANZ
SIERVA DE MARIA MINISTRAS DE LOS ENFERMOS
LA HABANA, CUBA

Falleció nuestra misionera navarra Sor Florencia Landa Sanz en la madrugada del día 8 de marzo Habana, Cuba, a los 93 años de edad y después de 77 años en la congregación, coincidiendo con la conmemoración de los 142 años de la fundación de las Siervas de María en Cuba.

Esta misionera navarrica nació en Esparza de Salazar el 17 de octubre de 1923.  A sus 20 años es enviada como misionera a la provincia de Antillas, a la casa de La Habana, donde ha permanecido toda su vida religiosa.

En diciembre pasado celebro sus 75 años de vida consagrada y a su fiesta se unieron las personas que frecuentan la capilla, Hijos Laicos, amigos que hoy residen en Estados Unidos, Hermanas de las demás la y una sobrina con su esposo que viajaron desde España.

El capellan, Padre Oscar Herrera, SJ en su homilía recalcó algunas virtudes de Sor Florencia, a quien conoció: “Siempre me llamó la atención, en relación a su servicio, la amabilidad en su trato a todas las personas, si buen carácter, la alegría y su sonrisa, y el buen oído con el que suplía en gran medida la escasez de vista y su memoria prodigiosa…”

Desde Pamplona nos despedimos dando gracias por la vida de Florencia Landa, todo un ejemplo de lo que son los misioneros allá dónde Dios ha querido manifestar su amor y buen hacer.

Retos del diálogo intercultural y desafíos del diálogo interreligioso.


El pasado lunes, día 20 de marzo, D. Justo Lacunza Balda, experto en estudios islámicos, arabista y africanista, impartió en el Aula magna del Instituto Superior de Ciencias Religiosas San Francisco Javier de Pamplona, la conferencia: “Diálogo interreligioso cristianismo e islam. Este acto forma parte del Curso: “Desafíos de la Misión, emigrantes y refugiados” que organizan el Instituto Superior de Ciencias Religiosas, la Delegación Diocesana de Misiones y la Delegación Diocesana de Migraciones de la diócesis de Pamplona y Tudela.

D. Justo Lacunza, demostró, una vez más, un conocimiento profundo del mundo árabe y sobre el Islam. Partidario del diálogo, pero sin concesiones arbitrarias que exigen reciprocidad para la convivencia y el diálogo, este navarro propone, entre otras, la siguiente solución: “dejar de ver a las personas como números. Hay que acabar con el negocio de tráfico de personas que hay detrás. La Persona humana debe ser el centro. Una ley, una norma o un precepto del tipo que sea que no tenga a la persona en el centro, no vale para nada. Será nocivo. Las personas son el eje central de las sociedades, no un número de censo”.

La disertación de una hora comprendió temas como el problema de la emigración, la presentación gráfica del Mapamundi actual, el conocimiento, la persona humana ante el reto del acercamiento y el diálogo y la tecnología.

Respecto a la tecnología, tema de rabiosa actualidad, D. Justo nos recordaba que “los avances tecnológicos han contribuido a que el mundo esté interconectado, pero la tecnología no significa necesariamente el entendimiento de otras culturas, el conocimiento de otras religiones, la colaboración efectiva entre los pueblos, gentes, países y naciones… aunque contribuya a ello.

A continuación podéis escuchar las entrevistas de la SER y COPE.

También os podéis descargar las entrevistas del Diario de Noticias

Os recordamos también que la próxima conferencia del curso es el próximo día 27 de marzo, lunes, dónde D. José Luis Pinilla nos hablará sobre “Las personas extranjeras en la biblia”.